PROGRAMA DE CUMPLIMIENTO PENAL Y DE PREVENCIÓN DE DELITOS

¿Qué es un Programa de Cumplimiento Penal y de Prevención de Delitos?

Los Programas de Cumplimiento Penal y de Prevención de Delitos o "Compliance Programs" se erigen, actualmente, en una herramienta clave en materia de defensa penal corporativa.

Estos programas son sistemas formales de políticas y procedimientos destinados tanto a identificar y gestionar los riesgos penales que pueden convertirse en amenazas reales para la actividad empresarial, como a prevenir la comisión de un delito corporativo en todas las áreas de la compañía.

Dicho con palabras sencillas, los Programas de Cumplimiento Penal y de Prevención de Delitos son mecanismos internos implantados por las empresas para detectar y prevenir la comisión de delitos dentro de la corporación.

¿Por qué todo el mundo habla de estos programas?

La reforma del CP español de 2010 estableció un modelo de transferencia de la responsabilidad penal de las personas jurídicas a partir del cual la empresa puede ser responsable tanto de las conductas delictivas cometidas por sus directivos, como por el incumplimiento de sus obligaciones de control sobre sus subordinados.

De igual modo, la reforma operada por la LO 1/2015, consolidando el anterior modelo descrito, ha impulsado de manera decidida el régimen de responsabilidad penal de las personas jurídicas, apostando por un modelo de "autorregulación regulada" en la lucha contra la delincuencia empresarial.

En este sentido, el nuevo artículo 31 bis Código Penal configura como eximente o atenuante de dicha responsabilidad la implantación previa de Programas efectivos de Cumplimiento Penal y de Prevención de Delitos en la empresa de conformidad con los requisitos formales establecidos en el Código Penal.

Lo anterior significa que, en el supuesto de que la persona jurídica cometa un delito, la adopción de un programa de este tipo será el único modo de eximir a la empresa de responsabilidad penal y de la imposición de penas tan graves como una multa, la disolución de la persona jurídica, la clausura de sus locales y establecimientos, la prohibición de realizar en el futuro las actividades en cuyo ejercicio se hayan cometido o la inhabilitación para obtener subvenciones y ayudas públicas, para contratar con el sector público y para gozar de incentivos fiscales o de la Seguridad Social.

No obstante, estos programas no han de ser considerados por sí mismos como un seguro frente a la acción penal. De manera que, para poder desplegar toda su eficacia eximente o atenuante, los programas de cumplimiento tendrán que ser realmente eficaces a la hora de prevenir el delito, consolidar una cultura corporativa de cumplimiento de la Ley y estar totalmente implantados en la empresa respondiendo a los concretos riesgos penales a los que esta se enfrenta.

Este giro descrito significa un cambio jurídico profundo y emplaza a todas las empresas a rediseñar sus estrategias en materia de prevención y defensa penal.

¿Por que necesito un programa de cumplimiento penal y de prevención de delitos?

Los principales argumentos a favor de la implantación de este tipo de programas en las corporaciones empresariales y otros organismos pueden resumirse en los siguientes: 

•    La adopción previa de un Programa de Cumplimiento Penal y de Prevención de Delitos constituye ya un factor determinante a la hora de imponer una pena a una organización empresarial y a sus administradores, directivos y empleados por la comisión de un delito corporativo. Con la actual legislación penal en la mano, la implantación -con anterioridad a la comisión de un delito- de un programa efectivo de cumplimiento destinado a la prevención de ilícitos penales posee una eficacia eximente clara, permitiendo al juez penal reducir significativamente la sanción o incluso exonerar a la entidad corporativa de responsabilidad penal.

 

•    La implantación efectiva de este tipo de programas otorga a las empresas una ventaja competitiva real al posibilitar que se minimicen los riesgos de sanciones, multas o demandas por comportamientos ilícitos, en un contexto internacional en el que cada vez más se exige a las corporaciones la adopción de estos instrumentos penales para operar en el mercado global. Esto anterior conlleva como consecuencia inmediata que la organización empresarial sea más sostenible a medio y largo plazo pudiendo, así, acceder a nuevos mercados y establecer alianzas con otras organizaciones públicas o privadas.

 

•    La adopción de un Programa de Cumplimiento Penal y de Prevención de Delitos reduce significativamente los factores criminógenos de la actividad empresarial, limitando los conflictos jurídicos y permitiendo una mejor solución de los mismos.

 

¿Cuál es nuestra propuesta en materia de cumplimiento penal y de prevención de delitos? 

NAVARRO & LARRIBA somos un despacho especializado en Cumplimiento Penal y en la protección y defensa de la persona jurídica. Nuestra firma está integrada por los socios

D. Juan Carlos Navarro Valencia y Dra. Beatriz Larriba Hinojar.

Nuestra red de abogados y despachos colaboradores nos permite ofrecer a nuestros clientes un servicio global y adaptado a sus concretas necesidades penales.

En NAVARRO & LARRIBA diseñamos, implantamos y monitorizamos Programas de efectivo Cumplimiento Penal y de Prevención de Delitos (Compliance Programs) con la finalidad, de un lado, de identificar y prevenir la comisión de ilícitos penales. Y, de otro, de promover la adopción de instrumentos y procedimientos penales encaminados al cumplimiento de la normativa reguladora de la actividad corporativa en el mercado.

Los objetivos concretos del programa

•    Asegurar prácticas corporativas que cumplimenten las exigencias de la legalidad vigente. 

•    Promover una cultura ética de negocio consolidando una filosofía corporativa de cumplimiento de la Ley.

•    Establecer mecanismos adelantados de defensa penal para minimizar los daños que puedan causar en la reputación y en el activo patrimonial de la corporación aquellas actuaciones que lleguen a constituir sanciones penales o civiles.


Llamar

E-mail

Cómo llegar